Arboricultura

La arboricultura es la ciencia que comprende la selección, propagación, cuidado y tala selectiva de plantas y leñosas, como árboles y arbustos, el estudio de su crecimiento y que incluye a las prácticas tradicionales (Wikipedia).

¿Es necesaria la poda? La poda es una creación puramente humana, y ésta NO mejora la vida de los arboles; desde la arboricultura moderna se considera toda poda como una agresión al árbol y se rechazan conceptos arraigados en muchos profesionales del sector como las llamadas “podas de rejuvenecimiento” o conceptos desfasados como la “cicatrización de los árboles”. Ningún ser vivo se cura o recupera a base de golpes o mutilaciones. Los árboles nos llevan cientos de miles de años de evolución y en este tiempo han aprendido que es lo mejor para su salud y han desarrollado sus propias técnicas de supervivencia. Entre ellas esta la COMPARTIMENTACIÓN ( teoría desarrollada por el Dr. Alex Shiago en los noventa; C.O.D.I.T (Compartimentalization Of Decay InTrees).

La compartimentación es el mecanismo  mediante el cual el árbol cierra sus heridas interiores e impide su propagación por todo el árbol, podríamos decir que cierra el grifo de la salvia dejando morir la parte dañada propensa a la infección y entrada de hongos dañinos; los arboles NO CICATRIZAN sino que compartimentan las heridas mediante cuatro barreras (longitudinal, anillos de crecimiento, radios y contención de perímetro)

Al podar además de herir al árbol le sacamos las reservas que tiene en sus ramas. Lo más importante de la poda es escoger los objetivos.  La poda se relaciona con el árbol y su entorno, cada árbol tiene un tipo y una época de poda.

Lo poda normalmente conviene hacerla en época de parada (si cortamos más del 30% de la masa verde)  aunque hay casos que conviene hacerla en verde, como es el caso de los frutales que producen goma (ciruelo, cerezo, albaicoque, almendro…). También es importante conocer la época de floración y fructificación por si queremos fruta o flores.

No debemos podar en:
  • Brotación
  • Caida de hoja

Podar

Objetivos o razones para podar:

  • Ornamentales: estética del árbol, varía según las personas.
  • Razones técnicas: reestructuración del árbol, seguridad, sanidad…
  • Razones funcionales: en función si queremos sol/sombre… o por cambios de uso (antes era una masia y ahora es un colegio).
  • Razones productiva: dependerá la poda si queremos fruto, flor o leña.
  • Razones históricas y culturales: Plantación de cipreses en cementerios o las marquesinas de las moreras en muchos pueblos.
  • Presión pública: Mucha gente pide a sus Ayuntamientos podas innecesarias en las calles.
  • Alergias y otras molestias.

TIPOS DE PODA

Poda de plantación: Solamente cortamos ramas rotas o malformadas; no cortaremos raíces generalmente. Los árboles perennifolios no se plantan a raíz desnuda, sino en contenedor o pan de tierra.

Poda de formación: Se realiza después de la implementación del árbol, a los 2 o 3 años desde su plantación. Tareas de formación:

  • Alzamiento de copa.
  • Liberar guía de competencia.
  • Eliminación de uniones débiles.
  • Sustitución de guía.
  • Eliminar brotes del tronco, sobre todo si está injertado.
  • Garantizar solidez de estructura y su salud.

Poda de mantenimiento-conservación: Eliminaremos uniones débiles, poda de rebrotes… dependerá del porte del árbol que queramos, porte semi-libre o arquitecturizado.

Poda de adaptación: Podas de seguridad, aclarado, densificación, reducción de copa…

Poda de conversión: Si el árbol cambia de uso lo tendremos que restructurar, ej.: antes el árbol estaba en una masía y ahora es un colegio.

Poda productiva: En función de lo que queramos podaremos de una manera u otra.

  • Madera: Tronco largo, eliminaremos ramaje porque queremos la madera en el tronco principal.
  • Fruto: Aclaramos el interior del árbol; el fruto lo queremos bajo y repartido.